Espectáculos

Hermanitos adorables… pero espeluznantes

@AnaliaCab

Entre los puntos fuertes de “La maldición de Hill House”, esa serie de terror fantasmagórico que fue una de las sensaciones de Netflix en 2018, se destacaba su casting. Todos los protagonistas eran grandes actores que supieron interpretar papeles fuertes y ahora la segunda parte de esta antología creada por Mike Flanagan, “La maldición de Bly Manor”, sigue esa línea.

Los pequeños Flora y Miles Wingrave se “roban” la serie. Amelie Bea Smith y Benjamin Evan Ainsworth son los niños encargados de ponerles el cuerpo a los verdaderos motores de todo lo terrible que pasa en la Mansión Bly, una impresionante pieza arquitectónica en la campiña inglesa. Vale aclarar que esta ficción está basada en el clásico de Henry James, “Otra vuelta de tuerca”, con lo cual podemos darnos una idea del drama que ambos nenes deben vehiculizar.

Flora es una niña encantadora, luminosa, amante de las flores y con un carisma que derrite a las piedras. Pero enseguida notamos que vive abrazada al miedo que le provoca su don-maldición de hablar y ver a los muertos. La pérdida de sus padres caló en ella de una manera diferente a la que uno esperaría de una nena de su edad. Su aparente alegría se enturbia al caer la noche, cuando se vuelve temerosa y mística.

Miles parece un adulto atormentado en el cuerpo de un chico. Con los modales de un verdadero lord inglés, su madurez impacta desde el principio de la historia, pero también enmascara una oscuridad que le crece dentro. Educado, culto y de fachada calma, su alma encierra mucho dolor. De repente, la mirada intensa de Miles puede conmocionar, pero segundos después vuelve a ser un niño adorable.

Ambas revelaciones actorales se divirtieron en este trabajo, a pesar de la intensidad que debieron manejar. Ainsworth y Smith se hicieron más cercanos mientras interpretaban a los hermanos Wingrave. Smith, de 9 años, dijo: “Bueno, llegué a conocer muy bien a Ben, es muy divertido y aprendí mucho de él. Solíamos tener fiestas de pijamas los viernes. Pasamos los fines de semana juntos y practicamos juntos”. Ainsworth, de 10, agregó: “Básicamente, éramos los mejores amigos de Vancouver, Canadá”, donde se filmó la serie.

Amelie Bea smith (Flora): “Todavía no conozco la historia completa, pero no se me permite verla entera cuando se emita, porque creo que tendré miedo”. 

En charla con el medio especializado The Beat -antes de terminar de rodar los nueve episodios- Smith admitió: “Todavía no conozco la historia completa, pero no se me permite verla entera cuando se emita porque creo que tendré miedo. Pero aun así tuve que hacer algunas preguntas sobre cómo debería interpretar esta (escena) en la primera parte, porque no sabía mucho al respecto”.

Pero incluso el tiempo dedicado a un set de series de terror puede ser divertido para los miembros más jóvenes del elenco. “Nos ayudó a mí y a Ben el poder hacer nuestras bromas”, recuerda Amelie, que además es la nueva voz de “Peppa Pig”.

Por A.C.

Related posts

El Polaco y Barby Silenzi suspendieron su casamiento: “Ahora estamos bien así”

Vision Barrial

La desesperada situación de Carmen Barbieri tras contagiarse de coronavirus

Vision Barrial

Guido Kaczka se convirtió en papá por cuarta vez

Vision Barrial