Espectáculos

Una chica que desafió todos los prejuicios

@AnaliaCab

Es dura la vida en las hacinadas ciudades de fines del siglo XIX. Mientras en Londres Jack el Destripador vivía sus mejores épocas, de este lado del Atlántico, en Nueva York, el crimen también asolaba las calles. Ser mujer era aún más difícil y, aunque comenzaban los movimientos por la igualdad de derechos, la realidad es que las sólo podían ser esposas y madres o prostitutas. Quizá también modista o lavandera. Pero primero esposa.

En ese contexto se inserta Sarah Howard (Dakota Fanning), una joven muy inteligente y ambiciosa que aspira a convertirse nada menos que en la primera mujer detective de la policía de la ciudad. Pero para eso deberá empezar como secretaria del comisionado, en función de hacerse camino. Sin embargo, se da cuenta de que su ser femenino es casi una ofensa para los oficiales, muchos de ellos corruptos. Así es que cuando la policía busca la ayuda de Laszlo Kreizler (Daniel Brühl), un alienista -experto en el novedoso y polémico campo del tratamiento de patologías mentales-, para atrapar a un asesino de niños ritualista, ella entiende que es su oportunidad de avanzar.

Enseguida Sarah excede los límites de su empleo administrativo. Lo suyo no es servir café sino indagar, seguir pistas y arriesgarse. A pesar de cierta resistencia inicial del alienista, este ve pronto su potencial y la incorpora como asistente “clandestina” en la investigación. Hay que tener estómago y agallas para seguir el caso, que incluye mutilaciones y pequeños muertos.

Sobre el final de la primera temporada, la joven rechaza lo que cualquier otra anhela: una propuesta de matrimonio de un buen hombre, de familia acomodada. Entiende que su pasión sería incompatible con una vida familiar y, en el inicio de la segunda entrega, “Angel of Darkness”, estrenada por Netflix hace pocos días, su destino va detrás de ese sueño.

Dakota Fanning: “Ella es muy apasionada, pelea por la gente y por resolver esos crímenes a los que la policía no presta atención, porque a nadie le importan. Es empática”.

Ahora Fanning es protagonista. Abrió su oficina de investigadora privada y lidia con los grandes prejuicios de la época. En una entrevista con el portal Collider, la actriz describió a Sarah como “una mujer apasionada que pelea por la gente y por resolver esos crímenes a los que la policía no presta atención, porque a nadie le importan. Es una persona muy empática y su mayor fortaleza quizá sea que no juzga a la gente con la que tiene que relacionarse, su mirada es objetiva”.

“Me gusta de Sarah que no se anda con rodeos, siempre va directo al grano. Y en esta segunda temporada la vemos como jefa, con empleadas jóvenes a cargo. Ella se lo toma muy en serio ese rol, quiere ser un ejemplo para las mujeres que trabajan con ella”, describió Fanning.

Dakota, una “niña prodigio” que aprendió a leer y escribir antes de los 3 años, trabajo desde muy chica en publicidades y series hasta que en 2001, con apenas 7 años, conmovió al mundo como la hija de Sean Penn en el filme “Yo soy Sam”. Y va por más.

Por A.C.

Related posts

El adiós “Torero” de Andrés Calamaro a Diego Maradona

Vision Barrial

Nuevo adelanto de la serie de Diego Maradona, con una canción que emocionará a los fanáticos

Vision Barrial

Tras el éxito de “Luis Miguel, la serie”, Diego Boneta será el protagonista de otra biopic

Vision Barrial